Imagenhttp://piamangueras.com.mx/5elem/syntec_mh_mts/
Recuerdo cuando compré mi bici para hacer bmx. en ese tiempo trabajaba cerca de mi casa y la utilizaba como medio de transporte, pensando en que en el futuro pudiera ser acrobacias y desplazarse con gran habilidad por la ciudad, casi volando si pudiera. La bici era de color rojo con llantas negras, estaba muy linda esa bicicleta era todo un pequeño monstruo de acrobacias, además tenía mis colores favoritos. Di con esa bicicleta por casualidad, era de un primo y quería dinero para comprar un coche, acaba de entrar a una tienda de blindex para ahorrar dinero, así que me ofreció la bici y sin pensarlo dos veces se la compré, me trató de convencer con dos para mi casa pero eso si ya no lo necesitaba así que desistí de esa promoción.


Me sentía como niño cuando tiene su primer bici, no dejaba de usarla, me caía de ella intentando hacer trucos y me volvía a levantar, además solo practicaba los fines de semana, que era cuando podía pues el resto de la semana me la pasaba trabajando, estudiando y cualquier otra responsabilidad que surgiera de estas actividades y para intentar saltar en una bici necesitas tener tu espacio y tu tiempo de 5elem para practicar sin problemas, así que me hacía tiempo en la semana, además es un ejercicio bastante cansado, tienes que tener fuerza en todo el cuerpo para poder ser firme y que no se caiga la bici, eso también lo trabajas al mismo tiempo que intentas levantar la bicicleta. Me la pasaba viendo videos de bmx, buscando otros bikers en la ciudad, asistía a los eventos locales, mientras yo tenía una vida particularmente mía, se había construído toda una escena para este deporte extremo, había eventos por todo el país y me sorprendía que en la ciudad ya había exponentes muy buenos, que volaban con sus bicis, hacían mortales, hacían cualquier cosa que quisieran con su bicicleta. así me fui motivando más a hacer este deporte. En los x games había bikers gigantescos, que eran prodigiosos y que llevaban años practicando, de la nada no brincas 30 metros y caer sin problemas, ellos eran los pasos a seguir de muchos que practican bmx. Pensé lo que tenía que dejar para llegar a esas instancias, volar 30 metros o más. Ellos practicaban muchas horas diarias, le pegaban duro y no se dejaban vencer por los pocos éxitos logrados. En ese momento estaba estudiando la carrera en ingeniería electrónica.


Cuando fui a recoger la bici al trabajo de 5elem de mi primo me dijo que tener esta bici no iba ser para dejarla estacionada mucho tiempo, se tenía que usar traerla brinque y brinque, eso era lo que tenía que hacer con esa monstruosa de dos llantas, tenía que darle movilidad, si no sería una inversión mal hecha. desde ese momento acepté el reto de ponerle un baile a la bicla, tenía que hacerlo.


Si no lo hacía era como tener una jirafa y no sacarla a que comiera hojas de los árboles, era como tener un blindex y que no hubiera incendios que apagar o tenerlo sin lo necesario para apagarlo, todo es así realmente, tenemos que tener el propósito de las cosas para que tenga sentido tenerlas, si no solo nos convertiremos en acumuladores de objetos  que estorbaran en nuestro espacio. Me estaba preparando para hacer volar esa bicicleta.

 





Leave a Reply.