Una manzana roja puede ser la causante de resbalar y caer al piso, como en las caricaturas con las cáscaras de plátano. Eso es posible y yo lo ví, un compañero del trabajo pisó un pedazo de manzana y resbalo, todos rieron, eso si, primero revisa que todo estuviera bien y reirse de alguien que se lastimó. En otras ocasiones este trabajador se tropezó con una manguera y accesorios que estaban en el piso, cayó por completo pegandose en la cara y le salió mucha sangre. Parecía escena de película de terror gore con mucha sangre por todo el piso.


Los de enfermería pasaron  un buen rato en curarlo, además el compañero terminó todo desorientado por el gran golpe que se dió en la cabeza. Le dolía mucho y tuvo que retirarse a su casa, ese accidente pasó porque el encargado aventó la manguera y accesorios al piso, el compañero estaba revisando unos documentos y no vió el obstáculo y tropezó de fea manera.


Fué un accidente por lo que no corrieron al tipo que aventó las cosas, pero si nos dieron un curso de como tratar todo el equipo contra incendio sin que esto pudiera afectar a las demás personas. Este curso duró unas 6 horas y fue un especialista a hablarnos de este tema tan delicado, en realidad repitió el objetivo de su plática como 80 veces pero los directores de la empresa nos querían tener ahí encerrados con el señor hablé y hablé, era de esas personas que te provocan sueño con su timbre de voz, además no llevaba nada de material de apoyo, solo un pintarrón y dos colores de plumones, en ese espacio dibujo todo lo que necesitábamos saber lo consideraba importante en cuestiones de seguridad, dibujaba sus esquemas, ponía cosas e ideas, aún así era la persona más aburrida hablando del tema.


No traía ni un equipo contra incendio para hacer muestras o invitar a su público a participar, nada de ameno su plática y lo justificó que en cuestiones de seguridad no se debe de tomar nada en broma, justo en ese momento supe que iba a ser una larga plática aburrida en extremo.


Todo para que siempre dijera lo mismo solo que repetido como 400 veces con distintas palabras y dibujos en su pintarrón. Además contó un par de experiencias que no eran para nada ejemplos que llegan a nosotros, todas sus historias eran con finales trágicos, en los que terminaban despidiendo personal o quedaban incapacitados de por vida, por eso decía que las pláticas de seguridad no se debía de bromear. Después de esta plática, el director de la empresa agradeció nuestra visita, lo bueno fué cuando terminó este martirio y pudimos salir a beber algo de café o despejar la mente antes de regresar a nuestras labores del día, que ya quedaba poco así que solo era para anotar pendientes y organizarlos para el día siguiente, pensando en que no hubiera otra charla tan gigante como la de seguridad. Esperemos que no, sino el día sera un terror
Imagencontra incendios
La imagen muestra una de las posibilidades existentes cuando no se utilizan los equipos contra incendio necesarios...

 





Leave a Reply.