Imagen
Dos cuerpos de pájaros y restos de algunos más fueron encontrados en la casita donde el gato “Jaime” radica. Los oficiales de seguridad del edificio inmediatamente fueron tras el gato que ya era muy conocido y que muy seguido era sospechoso de otros crímenes. Su casa (la cual está ubicada debajo del equipo contra incendio del edificio) ha sido cateada en búsqueda de más evidencia que pueda dar solución al caso.

Este caso, cuya numeración ha sido “723524096JU89435FNVOIRE” ha sido tan impactante que todos los medios de comunicación, incluyendo el “Catbook” y el “AntitwitterStuff”. Sin embargo lo más irónico del asunto es que el gato a quien han tratado de inculpar no tiene ninguna evidencia en su contra, incluso hay una gatita llamada “Tiara” que vive también debajo de un equipo contra incendio del edificio ubicado en la calle Morelos #805 quien ha dicho y declarado en varias ocasiones que durante el momento del atraco su “novio” estaba con ella viendo peces en el lago que está junto a la ciudad.

Pero pareciera ser que las autoridades necesitan a alguien que pague el delito de los pájaros que han sido encontrados muertos. A pesar de que a nadie realmente le gusten los pájaros, pero ellos necesitan “hacer que la ley se cumpla”. No importa cuántas mangueras contra incendio el resto de la sociedad haya tirado a la basura como protesta contra las acusaciones presentadas contra “el gato Jaime”.

Al final pareciera ser que esta historia no va a tener un final feliz y que el gato será prisionero durante un tiempo hasta que algo pase que le quite al resto de la sociedad la atención sobre el caso. Incluso los mejores abogados de otros países han mandado cartas a los responsables de dar solución al caso, pero pareciera que entre más lo intenten más es sumergido el gato dentro de esa prisión.

La fábrica de mangueras contra incendio hizo pública una declaración por parte de sus empleados en la cual se les pedía a las autoridades que dejaran libre al gato, o que ellos tomarían represalias directas sobre los costos de sus productos: incrementándolos en un dos mil por ciento.

Pero lo que ellos no saben pero que la sociedad sí, es que esos pájaros murieron por causas naturales. O sea, la verdad del asunto es que el gato se los quiso comer, pero no tuvo tiempo. Sin embargo eso es algo natural.

Así que realmente no tienen ninguna razón que vaya más allá de las leyes de la naturaleza para mantener preso al gato Jaime dentro de esa celda, debido a que él se quiso comer a los pájaros porque tenía hambre y los gatos hacen eso.

Yo jamás he sido un gato, pero mi imaginación me dice que cuando ven a los pájaros parados allí es como estar viendo al más lujosos y delicioso buffet, y lo mejor del asunto es que es gratis. Entonces de esa manera yo les doy permiso de comerse a todos los pájaros que puedan encontrar, y sin arrepentimientos vanos.

Hay una frase que dice algo así como “no hay que tener arrepentimientos vanos debido a que nuestros pecados nos han costado bastante como para estar pensando en ellos como algo muy malo”, bueno creo que esa frase funciona más para los religiosos, pero se me hace muy buena.



 


Comments




Leave a Reply