Imagen
Entonces, guardamos la batería en mi cuarto, aquel cuarto que estaba junto a la manguera contra incendio de la casa. Y con el tiempo, muy poco tiempo, me di cuenta de algo muy importante, es muy importante que los cuartos de ensayo tengan buena acústica ya que a veces los instrumentos se escuchan muy mal.

Ahora, a dieciséis años de eso, estoy en una banda, pero he dejado por completo la batería, ahora quiero ser el vocalista y guitarrista. Entonces, por esos mismos motivos ya no toco la batería, y eso es debido a que se necesita mucha práctica para lo que quiero hacer, y creo que uno puede darle a varios instrumentos, pero que si enserio se quiere sobre salir en uno, entonces debe de enfocarse.

También, por esa misma razón estoy trabajando en una agencia de publicidad. A veces necesitamos limpiar el equipo contra incendio debido a que éste siempre debe de estar despejado y cualquier obstáculo entre el usuario y el equipo es una gran falla en el momento que haya un incendio. Es necesario que sea fácil y accesible, ya que bajo las emergencias, los nervios y la adrenalina pueden hacer que los que necesiten de usarle, pierdan el control e incluso aquellas cosas que son realmente fáciles de hacer no se puedan hacer.

Pero a lo que me refería de que hay que enfocarse en algo, es a que siempre en mi vida que he querido hacer varias cosas a la vez, me he dado cuenta de que no es posible y que cuando es posible entonces no se están haciendo correctamente. Por ejemplo, si uno fuera a fabricar una manguera contra incendio mientras que trabaja en la redacción de un cuento, entonces la combinación de ambas pudiera ser un cuento que hable sobre una manguera contra incendio, o una de éstas que sea únicamente funcional para los lugares donde se guardan los cuentos.

En fin, yo estaba platicando sobre las veces que practicaba en ese pequeño, lejano y ordenado cuarto, al que por primera vez le puse “acústica”. Aquella vez, lo logré colocando cartones donde vienen los huevos, las charolas que tienen picos para colocar alrededor de treinta huevos. Son muy buenos para generar esa acústica de la que hablo, pero lo malo del asunto es que muy fácilmente se llenan de polilla, y además, es necesario tener un equipo contra incendio cerca, ya que siendo cartón y papel es muy probable y fácil que se comience un incendio. Una vez me pasó.

Afortunadamente esa vez, un vecino vino a tocar mi puerta, para avisar que estaba quemándose el cuarto que tenía el equipo para practicar, entonces rápidamente saque la manguera y lo apagamos en menos de cinco minutos. Lo malo fue que los amplificadores se mojaron y se echaron a perder.

Recuerdo que esa vez, uno de los compañeros con quienes vivo tuvo la culpa, dejo un cigarro encendido en el cuarto y eso ocasionó que pasara lo que pasó. Yo andaba de viaje, pero en cuanto llegue tuve que hablar con él, lo corrí inmediatamente. Le dije que había puesto en riesgo muchas cosas, entre esas nuestras vidas, y mi equipo.

Lo malo fue que aún así, era mi amigo y no lo corrí inmediatamente, le di un mes para que se retirara.




 


Comments




Leave a Reply